Carlos Franqui. Cuba, (Cifuentes, 4 dicembre 1921 – San Juan, 16 aprile 2010), escritor y poeta cubano

En la pintura de Jorge Carruana dominan el erotismo, la nostalgia de Cuba, el sueño perdido, el canto del desterrado, que desde la lejana Roma revisita la isla a la que no puede regresar. El cuerpo de la mujer es la obsesión, el sujeto pictórico: sensualidad, sexualidad, erotismo del desnudo femenino, de sus misterios, agredidos del exterior en forma violenta. Entre los muchos proyectos de Carruana están los de continuar las animaciones iniciadas en el ICAIC, de La Habana, la de plasmar narraciones plásticas en que pintura, cine y poesía integren una historia visiva, con personajes en acción, protagonizando relatos cargados de sexualidad, violencia, amor, libertad. Sus proyectos, de obtener la beca CINTAS, serían que su obra dialogue con esta parte del mundo, que su cubanía, a la cual el cine y la plástica norteamericanos impresionaron de niño, se proyecte aquende los mares, que influya y enriquezca su trabajo creador y pueda ser vista desde una óptica que le es tan vecina espiritualmente, como lejana en lo físico.

Reporte confidencial para la beca Cintas en Miami

Para Jorge Carruana la imagen visual es una obsesión. Pintura, dibujo, cartón animado, animación teatral, fotomontaje, collage, uso de diferentes técnicas fundidas en una expresión fuerte, dinámica, violenta, tropical, caribeña, cubana, libre, insoportables al dogma y la falta de libertad. Sus largos y duros años de exilio y el contacto con la cultura europea lo han vuelto más cubano aún, como si el artista a quien roban su patria, lejos de su tierra la viera y penetrara más profundamente y la hiciera más suya y universal en su obra. La sexualidad de sus figuras va más allá de cierto sensualismo criollo, de la fecundidad de la madre África o del maternalismo hispano y se corresponde con nuestra mejor música y con las más bellas páginas de Montenegro, Lezama o Cabrera Infante. Conozco la obra de Carruana desde los años ’60, cuando el humor punzante de sus cartones en el ICAIC irritaba la naciente Burocracia; desde sus primeras obras y exposiciones de entonces, y más aún desde 1970, emprende, solitario, en su estudio de Trastevere una obra rigurosa, personal, cubana y universal que continúa la aventura de una cultura exiliada por dos siglos, que reafirma su cubanía y libertad, ayer como hoy, contra los monstruos internos y externos, que este fin de siglo ve caer en la Europa del Este y en América Latina. Estas palabras iluminadas del poeta José Ángel Valente, dicen mucho del combate de nuestros artistas por un arte poderoso, vivo, iluminador, libre y humano: “Maestro, la distancia es un cuerpo transparente, un animal translúcido que no podría oponerse a la luz. Reviste al fin de menos bruma la mirada que la difunta realidad. Guardemos pues la clave del patio más secreto. Crasa la estupidez envuelve en torno los residuos de la tierra perdida. (…) La distancia es un ojo con alas.”

Reporte confidencial para la beca de la John Simon Guggenheim Memorial Foundation

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.